976 409 724 urgvet@hotmail.com

Una de las consultas más comunes en medicina felina es el hecho de que el gato vaya continuamente al arenero, intentando orinar pero apenas consigue echar unas «gotitas» o en el peor de los casos no puede evacuar nada.

La enfermedad del tracto urinario inferior (FLUDT en sus siglas en inglés) consiste en una serie de problemas que afectan a la vejiga urinaria y/o la uretra de los gatos. Afecta a gatos de cualquier edad, pero es más frecuente en la etapa media de la vida, obesos, que hacen poco ejercicio y según el tipo de dieta que tome.

Los síntomas son:

  • Polaquiuria: micciones de poca cantidad y aumentada frecuencia.
  • Disuria: dolor en la micción.
  • Periuria: micción en otros lugares que no son el arenero, ya que asocian este con el dolor que les produce ir a orina.
  • Hematruria: presencia de sangre en orina.
  • Maullido al orinar.
  • Falta de apetito.
  • En casos graves: anorexia, vómitos, incluso coma o convulsiones.

¿PORQUE ES IMPORTANTE QUE PROPIETARIOS Y CUIDADORES DE GATOS CONOZCAN ESTE PROBLEMA?

Porque es una enfermedad que produce malestar y dolor, y en los casos que se complican se puede llegar a obstruir, suponiendo esto un riesgo para la vida pudiendo tener fatales consecuencias debido a todos las alteraciones internas que se producen. Generalmente, los machos tienen mayor probabilidad de obstruirse debido a la anatomía de su vías urinarias, pero no es excluyente, ya que un pequeño porcentaje de hembras puede llegar a hacerlo también.

EL TIEMPO, CLAVE EN ESTE PROCESO

Siempre que notemos este comportamiento deberemos consultar sin demora con un profesional, ya que el tiempo corre en nuestra contra. A veces, el problema que se identifica es que el el gato va al arenero pero no puede defecar, cuando lo que realmente ocurre, es que no puede orinar. Ahora que ya sabes que estos síntomas se pueden confundir, y que el tratamiento y el pronóstico es diferente, podrás actuar más rápido.

YA EN EL VETERINARIO….

Cuando nos llega un paciente en el que la sospecha es un FLUDT, deberemos hacer una anamnesis y una exploración general para determinar si está obstruido o no y adecuar el protocolo a cada tipo de paciente. Generalmente los gatos requieren sedación ya que van a tener malestar y dolor que debemos mitigar, y también, disminuiremos así el estrés en el manejo y facilitaremos la realización de pruebas y procedimientos.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE REALIZAR PRUEBAS?

Las causas de FLUDT pueden ser muy variables y a veces coexistir varias: espasmo uretral, cálculos, sedimento, tapón uretral, infección bacteriana, cistitis idiopática, defectos anatómicos o tumores…. Necesitamos saber qué es lo que está sucediendo para indicar el tratamiento más adecuado, por eso un análisis de la orina (tira de orina, valoración del sedimento y cultivo y antibiograma) y una prueba de imágenes, tipo radiografía o ecografía van a ser fundamentales.
Además, necesitamos una analítica sanguínea para valorar la gravedad del proceso. Los parámetros renales tipo urea, creatinina, fósforo y potasio entre otros, suelen subir mucho en esta enfermedad y debemos conocer sus valores para poner un tratamiento específico, ya que pueden llegar a morir por un fallo renal. Los controles analíticos seriados serán necesarios para ver la tendencia de los valores y poder ver la mejora tras la aplicación del tratamiento.

NO HAY DOS FLUDT IGUALES…

Cada paciente necesitará un tratamiento específico tras la evaluación inicial.

  • Si el gato está obstruido es necesario sondarlo, necesitamos dar una vía de escape a esa orina.

A veces este procedimiento es relativamente sencillo, y otras nos lleva mucho tiempo ya que hay que ser sumamente cuidadosos, pues la uretra del gato mide apenas unos milímetros y puede ser rasgada. La valoración de dejar la sonda puesta unas horas, un día o varios días dependerá de
cada caso.

  • Control del dolor con tratamiento farmacológico adecuado, esto es fundamental.
  • Según los resultados de los análisis realizados: hospitalización con fluidoterapia, antibióticos, dieta específica para disolver cálculos o sedimento, aumentar la ingesta de agua…
  • Alivio del espasmo uretral, suplementación con glucosaminoglicanos.
  • En algunos casos es necesario realizar una cirugía (uretrostomía) para poder solventar el problema.
  • El pronóstico depende mucho de las alteraciones que estén presentes. En la mayoría de los casos es bueno, siempre que esté cogido a tiempo, aunque hay riesgo de recidivas.

CONSEJOS PARA PREVENIR LAS ENFERMEDADES URINARIAS EN GATOS

  • Fomentar el ejercicio y el juego.
  • Dieta equilibrada, natural y de calidad.
  • Aumentar la ingesta de agua ( fuentes, varios bebederos, complementar con dieta húmeda…).
  • Reducir el estrés.
  • Higiene del arenero.

El FLUDT es una enfermedad grave que requiere atención medica. En el caso de existir obstrucción urinaria se considera una urgencia. Dado el origen multifactorial de esta enfermedad, es necesaria la realización de pruebas para adecuar el tratamiento a cada paciente. Esta enfermedad no solo requiere un tratamiento cuando ocurre, sino que se pueden aplicar medidas preventivas o de mantenimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies